Llegamos a la pureza cuando nuestro corazón, nuestra mente y nuestras acciones están en armonía con nuestro ser. Cuando conocemos nuestra verdadera identidad, nos amamos y nos respetamos, no queda otro camino que abandonar los entornos (creencias, lugares y personas) que deforman nuestra alma obligándonos a ocultar nuestra esencia más pura para encajar y ser aceptad@s. Cuando te aceptas y te amas a ti mism@ desaparece la necesidad de buscar el afecto y la aprobación en los lugares equivocados. 
Con Amor y Gratitud,
Kirtan Nishan Kaur
⚜️🌹⚜️
Ana Belén